Valentino

Valentino

La alta costura italiana empezó a despuntar después de la II Guerra Mundial y el epicentro se situó en Roma, una ciudad que por aquel entonces presumía de un ambiente cosmopolita y trendy. Los zapatos de Ferragamo y los bolsos de Gucci, pronto se convirtieron en sinónimos de lujo y elegancia italiana. En los años 50 y 60, diseñadores como Emilio Pucci -precursor de los pantalones Capri-, Krizia o Missoni, encandilaban con sus propuestas y un joven Valentino enamoró con su estilo sofisticado y lujoso, aunque en sus comienzos se centró en la clientela americana.

Valentino se formó en París y comenzó haciendo sus pinitos con la aguja en los ateliers de los mejores modistos como Jean Dessès y Guy Laroche. Fue en 1959 cuando abrió su primer taller en la Via Condotti romana y en 1962, triunfó con su primera colección en el Palazzo Pitti de Florencia. Desde entonces, se consagró como uno de los más talentosos y respetados diseñadores de moda del momento. De entre todas sus múltiples hazañas en el mundo de la moda, destaca la creación del vestido de novia de Jackie Kennedy cuando contrajo matrimonio con Aristóteles Onassis, pero también haber vestido a celebrities y reinas, como Elizabeth Taylor, la emperatriz Farah Diba, Sofía Loren, Ava Gardner...

Ha obtenido numerosas condecoraciones a lo largo de su vida - Gran Oficial de la Orden al Mérito, el título de Caballero de la Gran Cruz,  la Legión de Honor o "La Aguja de Oro" otorgado en España - aunque sin duda, de todas sus grandes aportaciones al mundo de la moda, quizás la que más haya marcado es su "Rojo Valentino", cuyo origen se sitúa en España. Según palabras del propio creador: "Una noche que acudí al teatro Liceo me di cuenta de que todas las señoras iban vestidas de negro y me fijé en una mujer que estaba en un palco vestida de rojo. Desde entonces, no existe otro color más audaz para vestir que ese rojo que representa la pasión". A lo largo de la carrera de Valentino su "rojo" original ha estado siempre presente, una marca indeleble y su sello de identidad.

En 2004 el gran creador decidió retirarse alegando que era el mejor momento para decir adiós. Tras mucho meditar, asumió la dirección creativa de la Casa Alessandra Facchinetti a quien se consideró digna sucesora del trono italiano, aunque con poco éxito, el tándem duró lo que dieron de sí cinco colecciones.... El propio Valentino sentenció en el comunicado de prensa: "Facchinetti no supo aprovechar el extenso archivo de la firma que contiene miles de vestidos de los que es posible tomar la inspiración para crear un producto Valentino acorde con los tiempos que corren".

No será hasta octubre de 2008 cuando se retome de nuevo las riendas creativas del emporio Valentino a manos de Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Piccioli, formados en el Istituto Europeo di Design de Roma, y fieles colaboradores del diseñador. Comenzaron en el grupo en 1999 para el diseño de la línea de accesorios y complementos y supieron captar muy bien no solo la lujosa elegancia del diseñador, sino todo su heritage. Sus colecciones, tanto de alta costura como prêt-à-porter, gozan de buenas críticas por parte del público y la prensa y han sabido mantener el original sello del maestro Valentino con una visión avant-garde.

Más enlaces de interés

http://www.valentino.com/

https://www.facebook.com/valentino

https://twitter.com/MaisonValentino

https://instagram.com/maisonvalentino/

Etiquetas: París, desfiles, diseñadores, pasarelas

COMENTARIOS