Hussein Chalayan

Hussein Chalayan

Aunque nació en Nicosia (Chipre) en 1970, Hussein Chalayan se trasladó pronto a Londres con su familia, donde comenzó a estudiar diseño de moda. Su ingenio y creatividad se vieron reconocidos muy temprano cuando en 1993 presentó su colección The Tagets Flows, cuyas prendas habían sido enterradas y desenterradas una y otra vez en el jardín del diseñador. Su éxito fue tal que toda la colección fue comprada y exhibida en la exclusiva tienda Browns.

El año 1995 fue decisivo para el diseñador: no sólo consiguió un premio para participar en la London Fashion Week sino que, además, creó una de las relaciones que le darían éxito internacional: la alianza Chalayan-Björk. Además de diseñar la chaqueta que la cantante lució en su disco Post, el diseñador también se encargó de la creación del vestuario de su gira y, posteriormente, ella desfiló para él.

Hussein Chalayan comenzó a trabajar en 1998 para la firma TSE, relación que duró tan sólo tres años ya que en 2002 la empresa decidió no renovar su contrato. Sin embargo, su trabajo se vio recompensado al ser nombrado Diseñador Británico del Año en dos ocasiones consecutivas: en 1999 y 2000. En 2002, el diseñador sacó su primera línea de moda masculina para venderle todos sus derechos a la firma Yoox.

A pesar del reconocimiento de su talento, Chalayan siempre ha tenido que luchar duro para obtener subvenciones que saquen adelante su trabajo, tanto por parte de otras empresas como de su mismo país. Las colaboraciones son otro de los pilares de su carrera y ya se han servido de su talento firmas como Mark & Spencer, Swarovski o Puma.

Con todo este historial, podemos decir que si algo pasará a la historia de la carrera de Chalayan, esa es su gran idea de conjugar innovación, ciencia y moda en algo muy concreto: la ropa animatrónica; prendas que se repliegan o incluso desaparecen con toda la fuerza de la tecnología. Siempre se recordará su colección primavera-verano 2007 que sorprendió al público con este tipo de prendas y finalizó con un gran truco final: el vestido de una modelo se replegaba sobre sí mismo, dejándola totalmente desnuda y terminando en su sombrero.

Además, el diseñador también se ve influenciado en sus creaciones por la arquitectura y la antropología y siempre deja muy clara su ideología, como bien demostró en uno de sus desfiles cuando les cubría el rostro a sus modelos con el velo musulmán pero dejando al descubierto sus pechos.

Más enlaces de interés

http://chalayan.com/

https://www.facebook.com/husseinchalayan.theofficialpage

https://twitter.com/husseinchalayan

https://instagram.com/husseinchalayan/

Etiquetas: París, desfiles, diseñadores, pasarelas

COMENTARIOS