Tomás Alegre, cañón de Cosmopolitan


Iba para profesor de Educación Física y nunca le agradeceremos lo bastante que se haya dedicado a otros menesteres. Tiene cuerpo... ¡y cabeza! Compruébalo.

Etiquetas: cosmopolitan, tíos buenos

COMENTARIOS