Claves para comprarte ropa sin morir en el intento

Ir de compras es como jugar a la lotería. El resultado puede ser maravilloso, encuentras de todo y vuelves más feliz que un regaliz a casa cargada de bolsas. O todo lo contrario: no hay nada que te gusta, no hay talla y llegas reventada, con las manos vacías y con una sensación de tristeza y culpa que te hace pensar, inmediatamente, en que el lunes te pones a dieta.

Ir de compras es una ruleta rusa. El 40% de las mujeres y el 60% lo pasa mal por culpa de la talla. Vamos a darle la vuelta a la tortilla. Te ayudamos a patear la tristeza y a que tengas un compra feliz de manos de los expertos de Asgeco y los psicólogos de Adaner nos ayudan.

Etiquetas: autoestima, compras, faldas, pantalones

COMENTARIOS