Entrevista de trabajo: qué no hacer

 

Entrevista de trabajo: qué no hacer en cosmopolitan.com.es

Son cosas tan pequeñas que puede que ni te fijes pero la persona que está al otro lado de la mesa en una entrevista de trabajo sí las nota...y pueden ser la causa de que no te llamen para confirmarte el trabajo.

 

Celebraste antes de tiempo

 

La entrevista de trabajo fue tan bien que no pudiste aguantar y se lo contaste a todo el mundo... error. Tienes que tener muy claro que van a buscar toda la información posible sobre ti e Internet es la herramienta más rápida y fácil. Por eso, no publiques en tu perfil de Facebook o de Tuenti lo bien que fue tu entrevista de trabajo o que te cogen fijo, dará la sensación de que eres poco discreta, y tenlo bien acondicionado para que no se lleven ninguna sorpresa desagradable. No des la gran noticia hasta que no tengas el trabajo seguro.

 

Te pasaste con el perfume

 

Ponerse litros de colonia demuestra, según expertos, aspectos negativos de una persona. En el ambiente laboral todo debe hacerse con moderación. Pasarse con el perfume, ya sea en la entrevista de trabajo o en el día a día, echa a la gente para atrás e indica poca consideración hacia otras personas.

 

Te hiciste muy colega

 

La persona que te hizo la entrevista de trabajo era divertida, cercana y compartía tus gustos y aficiones. Por eso, dejaste de tratarla como una potencial jefa para tratarla más como a una amiga... de nuevo, error. Las empresas quieren averiguar si sabes manejarte en cualquier situación profesional y asegurarse de que conoces cuál es tu papel en la empresa. Por eso, ante estas situaciones lo ideal es que no entres al trapo y sigas en tu línea mostrándole el respeto que se merece.

 

Hablaste mal de tu jefe

 

Aunque tu anterior jefe fuese la peor persona del mundo, resístete a contárselo a la persona que te está haciendo la entrevista de trabajo cuando te pregunte por qué quieres cambiar de trabajo y céntrate en explicarle por qué eres la persona perfecta para ese puesto. Así demostrarás tu madurez y que no eres de las que habla mal de su jefe a sus espeladas.

 

Hablaste demasiado

 

En una entrevista de trabajo hay poco tiempo y te quieres vender lo mejor que puedas. Sin embargo, si no dejas de hablar encenderás las luces de alarma. Mucha gente habla y habla sin contestar a lo que el entrevistador está preguntando. Vas a quedar como una persona que no escucha y demasiado pegada de si misma. Muchas veces la clave está en escuchar atentamente para captar las pistas de lo que están buscando, no en venderse tanto. Un consejo: hacer preguntas vinculadas al tema de conversación, demostrarás que prestas atención.

 

Quiéres saber más?????

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.