En el gym: limpia sin ducha, ¡y sin agua!

Si en los vestuarios de tu gimnasio han colgado el cartel de «averiado» o te da más pereza ducharte allí que a Justin Bieber las entrevistas en España, tienes que leer estas líneas.

Salir del gimnasio limpia y con la sensación de un trabajo bien hecho no tiene precio, pero ducharte en el gimnasio puede que no siempre sea plato de buen gusto. A veces, es culpa de las instalaciones, digamos que la higiene del centro no te inspira confianza (en ese caso deberías cambiar de gimnasio) o, simplemente, ante el boom de nuevos fichajes que trajo consigo enero, tienes que esperar colas kilométricas de niñas adolescentes que han decidido hacer del spinning su pan de cada día (amén con las clases de Zumba®). Tenemos la solución: asearte sin agua.

¿Parece incompatible? A priori, sí, pero ficha estos productos, serán los nuevos imprescindibles en tu neceser.

Etiquetas: fitness, gimnasio

COMENTARIOS