Cambiar el color del cabello

Cambiar el color del cabello en www.cosmohispano.com

La decisión de cambiar el color del cabello ha dejado de ser un trauma. Subir un tono o pasar de morena a rubia es fácil y muy divertido. Radical o discreta, clásica o vanguardista, sea cual sea tu estilo no hay una sola buena razón válida para que no mejores tu color de pelo. Las opciones son muchas. ¿Te decides?

Cambiar el color del cabello - De morena a rubia

Supongamos que tu pelo es de ébano, como el de Blancanieves, y quieres tenerlo rubio plantino como el de Marilyn. ¿Puedes? Si, pero mejor que te lo pienses dos veces, o tres... Primero hay que decolorar, para arrastrar el tono natural del cabello, y luego teñir el pelo con el tono deseado. Cambiar el color del cabello, de morena a rubia, es un proceso muy agresivo para el pelo, pues lo deja muy poroso y frágil, y en cabellos muy oscuros, puede darles un tono amarillo.

Es un proceso difícil que debe realizar el profesional, y que exige cuidar posteriormente el cabello con mucho mimo, así como retoques muy frecuentes para igualar el color de la raíz, que, por contraste, se hace visible rápidamente.

El caso contrario, cambiar el color del cabello de rubia a morena, es más sencillo, pues no exige un grado de decoloración tan agresivo, pero también requiere la mano especialista.

Aunque en la práctica cualquier color de pelo es posible, no todos son deseables, pero eso es cuestión de gustos... ¡No olvides considerar tu color de piel si te decides por un cambio radical! Las permanentes son también un factor importante a la hora de aplicar un tinte. Evita hacerte la permanente y teñir tu pelo al mismo tiempo. Consulta siempre antes a tu tinturista.

 

Cambiar el color del cabello - Aclarar el tono natural

Si no estás preparada para un cambio radical que implice cambiar el color del cabello y lo que deseas es sólo aclarar ligeramente tu tono natural, darle un color más intenso o que tenga un reflejo que le dé vida, los tintes de coloración directa son una gran alternativa, también los vegetales.

Hoy en día los tintes que venden para uso casero son muy fáciles de aplicar, además si te equivocas de tono, basta con lavarse el pelo varios veces. Al no penetrar bajo la cutícula del cabello, no lo daña ni lo vuelve más poroso. Al contrario, estos tintes le proporcionan mucho más brillo y cuerpo.


Cambiar el color del cabello - Darle vida al rubio

uienes fueron rubias de niñas tienen buena base para volver a ese tono, ya perdido cuando se dejó el colegio. Las mechas (a veces llamadas reflejos) consisten en la aplicación de un tinte tradicional sólo sobre partes seleccionadas del cabello. Si las mechas se alejan más de dos tonos del color natural, el efecto puede resultar demasiado artificial.


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.