Cómo hacer una autoexploración de mamas


autochequeo mamarioChequeo mamario

Hazte una autoexploración de mamas una vez al mes, los días después de la regla. Túmbate en la cama con una almohada grande bajo la cabeza y los hombros, y uno de los brazos bajo la nuca. Recorre lentamente las mamas con la mano contraria (la palma debe estar abierta), sin presionarla.

Examina del mismo modo la zona del músculo pectoral, la axila y, luego, haz lo mismo con la otra mama. Para seguir con la autoexploración mamaria, ponte de pie frente al espejo y mira si tus pechos tienen la forma y el volumen habituales; que no haya manchas o sequedades anómalas y que los pezones no hayan cambiado de color o supuren líquido.


3 cosas que debes saber sobre tu pecho

Es esencial llevar siempre un buen sujetador que cubra las mamas sin aplastarlas y posea tirantes ajustables. La tira de la espalda debe quedar a la misma altura que la parte delantera y es mejor que tenga tres líneas de corchetes para adaptarlo bien al contorno sin que le afecten los vaivenes de tu peso.

Tener los pezones de un tamaño, forma y color diferente al de las mujeres que te rodean es normal y no implica un problema de salud. Pueden apuntar en distintas direcciones, estar invertidos, ser diferente el uno del otro... No obstante, debes acudir al ginecólogo si cambian de color repentinamente, empieza a fluir líquido de alguno de ellos o palpas un bulto en la zona.

Un implante de pecho no es una operación inocua y puede tener efectos secundarios como la sensibilización extrema de los pezones o el endurecimiento de la mama.

autochequeo mamario

 

 

 

 


Quieres saber más?????

SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.