Lubricantes femeninos como fuente de placer

 

sexo_lubricantes_interior

 

Di adiós al miedo en tus relaciones, al dolor de la penetración e incluso al fingir en tus orgasmos. Cosmopolitan te propone un consejo para que aumentes tu placer que no fallará.

 

¿Cómo son los lubricantes?

Los lubricantes femeninos, el complemento erótico perfecto que se presenta en forma de gel, líquido o supositorios elaborados a base de estrógenos o agua, que aplicados en la vulva, clítoris y dentro de la vagina, con la ayuda de un aplicador o con el dedo, harán que la penetración sea más fácil y placentera. Los lubricantes favorecen la sensibilidad de los labios vaginales y ayudan a que las caricias genitales sean más agradables.

 

¿Por qué usar lubricantes?

La mayoría de las mujeres cuando alcanzan una cierta edad, o en el comienzo de sus relaciones sexuales por inexperiencia o nervios, sufre vaginismo, que es una contracción involuntaria de la vagina al hacer el amor que dificulta y hace dolorosa la penetración. Con los lubricantes femeninos se consigue generar artificialmente los fluidos necesarios para que el pene entre sin dolor y puedas disfrutar al máximo de tus relaciones sexuales. Los puedes encontrar de base acuosa, que son hidrosolubles y generalmente irritan menos, y de base mineral oleosa, estos atacan al látex y quitan eficacia al preservativo.

 

Su relación con los juguetes sexuales

Si lo que quieres es aumentar el placer y descubrir cómo alcanzar los verdaderos orgasmos, prueba los lubricantes con tus juguetes sexuales. Aplica una capa del gel antes de la penetración y generarás unos fluidos extras en el orgasmo que te llevarán a la cúspide del placer y que funcionarán de complemento perfecto para tus juguetes eróticos y para tu vida sexual.

 

Consejos para un uso correcto

Recuerda que como en todo, tienes que seguir una serie de precauciones para que no surja ningún imprevisto y puedas disfrutar plenamente de tus relaciones sexuales. Cosmo te da unos consejos que tienes que tener en cuenta:

  • Evita los lubricantes con base oleica (aceites corporales, vaselinas etc) ya que pueden alterar la efectividad del preservativo y estas sustancias son muy agresivas para el pH de la piel.
  • Utiliza una cantidad adecuada, no por aplicar más aumentarás el placer. Lee el prospecto antes de usar el lubricante.
  • Comprueba la fecha de caducidad del producto y guarda el envase en un lugar seguro, lejos de agentes inflamables.
  • Lava tu vagina después de la relación sexual, no es recomendable que dejes residuos durante un largo tiempo.
  • Adquiere el producto en puntos de venta especializados como farmacias, condonerías o Sex Shops.

 

 

Otros artículos relacionados

Bolas chinas, ¿cómo se usan?

Masturbación femenina, ¡descúbrete!

Cómo prevenir infecciones vaginales

Iniciación sexual: la primera vez


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.