Iniciación sexual: la primera vez

 

Además del mito de "la primera vez" por antonomasia, a lo largo de nuestra vida sexual pasamos por muchas otras primeras veces: el primer orgasmo (nos referimos en compañía), la primera vez que tienes sexo y tu pareja sufre un gatillazo, la primera vez que practicas el sexo oral... Todas ellas son situaciones naturales pero un tanto inquietantes. ¿Cómo superarlas?

La primera vez - Orgasmo

A pesar de que en las películas se producen con una facilidad pasmosa (¡qué envidia esas chicas que ya jadean con un simple beso!), lo cierto es que en el mundo de la no ficción el primer orgasmo puede tardar en llegar y pillarte Iniciación sexual: la primera vezpor sorpresa... aunque lleves meses practicando el sexo. Y quizá eso pueda propiciar una situación comprometida.

Así lo recuerda Diana, de 28 años: ?Me puse a gritar como una loca. Nunca había sentido nada parecido y él, algo asustado, me preguntó si estaba bien. Pasé mucha vergüenza porque me pareció que estaba haciendo algo fuera de lo normal?. Cómo superarlo Dejando a un lado la torpeza de la pareja de Diana, según los sexólogos, en esto del sexo cuanto más exteriorices tu placer, mayor será éste.

Moraleja: no te cortes, ni por ti ni por él. Procura olvidarte de cualquier condicionante, como paredes de papel, vecinos viejitos con marcapasos y denuncias por escándalo sonoro y ¡disfruta la ocasión!

 

La primera vez - Sexo Oral

Él empieza a besarte el cuello; baja un poco más, te besa el pecho; baja un poco más, te besa el estómago, baja un poco más y... ¡Cielos! ¡Se ha detenido justo ahí! Reacción de muchas de nosotras: entrar en un estado de paranoia en el que caben todas las inseguridades. ¿Oleré bien? ¿A qué sabré? ¿Le gustará? ¿Estaré bien depilada? ?Recuerdo que lo único que quería era poder ir corriendo al cuarto de baño a darme una ducha para asegurarme al menos de que olía a rosas para poder tener un buen sexo oral?, dice Ana, de 22 años. ?No disfruté porque sólo estaba pendiente de si a él le estaría resultando desagradable o no.?

Cómo superarlo: Es normal que la primera vez que recibes un cunnilingus te sientas algo nerviosa. Pero las mujeres tenemos que convencernos de una vez por todas de que a la mayoría de los hombres les gusta practicar el sexo oral y, sobre todo, se excitan excitándonos. (Lee la respuesta de Irma Kurtz en este número si necesitas más argumentos.) Mientras te lo crees, hay un truco para que te relajes y disfrutes: tumbarte boca abajo de forma que no veas la cara de tu pareja y no puedas intentar descifrar si está disfrutando o no.

De esa forma, podrás concentrarte en lo que tu cuerpo siente y disfrutar de uno de los mayores placeres de la vida sexual: el sexo oral.

La primera vez - Gatillazo

Has oído que ocurre con más frecuencia de lo que parece, pero piensas que eso nunca le pasará a tu chico: es joven, fuerte y le gustas mucho, así que no hay problema, ¿verdad? Error. En ocasiones, el estrés, el ansia por dar la talla o simplemente el cansancio o el alcohol pueden provocar algún que otro gatillazo.

Muchas hemos oído a Lorena Bernal dando consejos en la tele o en la radio sobre el gatillazo, pero casi nadie sabe cómo reaccionaríamos en ese momento. ?La primera vez que le pasó un gatillazo a mi pareja -cuenta Fabiola, de 25 años?, lo único que se me ocurrió fue preguntarle si quería que me disfrazase de enfermera, de colegiala o de cualquier otra cosa que le diera morbo. Pensó que me estaba riendo de él, así que creo que más que solucionar el asunto le hice sentir peor.?

Cómo superarlo: Lo último que aconsejan los sexólogos es ejercer presión sobre él. Pero, ¿qué hacer entonces? Pues, para empezar, quitar importancia al tema y no tratar por todos los medios ?tirándote del armario, bailando la conga...- de que tenga una erección. Lo peor que puedes hacer es reírte o darle demasiada importancia a una situación que quizás no vuelva a repetirse nunca. Aunque, si el gatillazo ocurriera otras veces, conviene que acuda al urólogo. En tal caso, debes dejarle claro que vas a estar ahí para ayudarle.

La primera vez - Fantasías Sexuales

Estás en tu oficina, él viene a buscarte, le dices que espere porque tienes que ir al baño y, una vez en el aseo, él entra y te hace el amor apresuradamente procurando que nadie os vea. Uy, ésa no era una de tus fantasías sexuales, ésa era una escena de la película que pusieron el otro día en la tele. Pero si así fuera, ¿se la contarías a tu chico? ¿Cómo lo harías? ?Tenía decenas de fantasías sexuales que me hubiera encantado llevar a la práctica pero no me atrevía a contárselas por miedo a que me tomara por alguien poco normal u obsesionada por el sexo. Si él no llega a tomar la iniciativa explicándome las suyas y pidiéndome que lleváramos alguna a cabo, nunca le hubiera contado las mías?, dice Daniela, de 26 años.

Cómo superarlo: Aunque las fantasías sexuales son eso, escenas puramente imaginarias, convertirlas en realidad puede ser tan excitante que no hay motivo para que se queden sólo en nuestra mente. Si no te atreves a desvelárselas a tu chico, prueba con un juego: inventaos entre los dos una historia subida de tono y aprovecha para introducir en ella tus propias ideas. Puedes ser sutil dando sólo un par de detalles y dejando el resto a su imaginación o contarlas de modo explícito... y sugerente. Después, llevad la historia a la práctica introduciendo las "mejoras" de cada uno.

Un consejo: si alguna de tus fantasías sólo incluye al guapo vecino del quinto, mejor guárdatela. Hay que guardar algún secreto que otro, ¿no?

La primera vez - hablar de los "Ex"

Es fastidioso, lo sabemos, pero las cosas son así: ha habido otras chicas antes que tú. Lo malo es que quieres saber más. ¿Cómo eran? ¿Bellas como diosas? ¿Candidatas al premio Nobel por su inteligencia? Curiosidad sentimos todas, pero si la tuya raya en la obsesión puede resultar embarazoso para tu pareja. ?Reconozco que lo mío eran auténticos interrogatorios policiales: talla de pantalón, tipo de lencería que utilizaba, aficiones, personalidad... Parecía que estaba más interesada en ella que en él, así que tuvimos que dejar de hablar del tema porque mi novio empezaba a tomarme por loca?, dice Laura, de 28 años.

Cómo superarlo: Si no vas a respirar tranquila hasta que no lo sepas todo de su ex (incluido lugar de nacimiento, años que tardó en terminar la carrera y sus detalladas medidas corporales), quizá deberías reconocer que sufres de una cierta inseguridad. Pero si tu única pretensión es conocerle algo más y no compararte con sus anteriores conquistas, ambos tendréis que hablar del tema. Ten en cuenta que ese diálogo no debe servir para juzgaros mutuamente. Y sé consciente de que también tú deberás contarle tus historias anteriores. y alguna vez tiene que ser tu primera vez.

Un consejo: ellos siempre se sentirán más seguros si a tus ex los puedes contar con los dedos de una mano y si no te recreas en detalles de sus maravillosas personalidades y cuerpos.

 

La primera vez - Juguetes Sexuales

Quizás la idea te ronda por la cabeza desde hace tiempo, el problema es cómo planteárselo. ¿Llevándole al sex shop de la esquina y, tras saludar afectuosamente al personal de la tienda, que te llama por tu nombre, comprar varias bolas chinas y unos cuantos vibradores de diferente tamaño para que capte la indirecta? Puede que se asuste. Sin embargo, si eres demasiado sutil también es posible que no entienda la indirecta.

Cómo superarlo: Si nunca habéis utilizado juguetes sexuales o juguetes eroticos, es normal que tu chico pueda sorprenderse si al llegar al hotel donde vais a pasar el fin de semana abres tu maleta y empiezas a sacar todo tipo de artilugios orientados al disfrute sexual.

Así que, si no sabes si le gustará la idea y no quieres que salga espantado de la habitación, hay otras formas de sugerirle que probéis experiencias nuevas con los juguetes eróticos. Un ejemplo: ten a mano un vibrador y, cuando empiece a besarte por todo el cuerpo, alcánzalo y empieza a utilizarlo. Cuando estés llegando al orgasmo, haz un cambio y deja que sea él quien te siga haciendo disfrutar. Cuando vea lo bien que lo podéis pasar juntos los tres, no dudará en incorporarlo a vuestra vida sexual.


La primera vez - Enfermedades de Transmisión Sexual

Quizás pienses que lo sabes todo sobre él (conoces su segundo apellido, ¿no?), pero el que os hayáis visto desnudos y deduzcas que le han operado de apendicitis porque tiene una cicatriz no significa que lo conozcas a fondo. Por supuesto, si tú tienes una enfermedad de transmisión sexual es imprescindible que tengáis una conversación sobre el tema. Pero tampoco está de más que habléis de ello aunque no haya ninguna sospecha, por aquello del más vale prevenir que curar. ?Sé que todo el que tiene una relación sexual está expuesto a un contagio pero me da corte sacar el tema a los pocos días de conocernos?, dice Violeta, de 23 años. Su postura es comprensible, pero hay formas de hablar del asunto sin resultar una inquisidora.

Cómo superarlo: Escoge un momento adecuado, por ejemplo, cuando habléis de temas de salud o de vuestro pasado sentimental (flirteos de adolescentes, ex parejas...). Déjale claro que no es una forma de juzgarle ni tampoco desconfianza: simplemente es un tema importante y no quieres que haya secretos en esto. Si te confiesa que padece alguna enfermedad de transmisión sexual, consulta con un médico para que os aconseje la forma correcta (y segura) de actuar. En caso de seas tú la que padece alguna enfermedad de transmisión sexual, prepárate para responder a todas sus preguntas y darle las explicaciones que necesite.

Fotografía: Anna Palma

 

 

Otros artículos interesantes:

La primera vez que tienes sexo ¡yeah!



SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.