Punto G femenino, ¡disfrútalo en pareja!


 

Punto G femenino en pareja en Cosmopolitan.com.es

iconocamara2

No te pierdas las galerías!
Posturas kamasutra: orgasmo garantizado

 

El punto G femenino se sitúa en la parte superior de la pared de tu vagina, a cinco centímetros de la entrada. Debajo de esta zona hay tejido extremadamente sensible que, cuando se sabe tocar, provoca el éxtasis. De hecho, las sensaciones del punto G femenino han sido descritas por algunas mujeres como más intensas que las experimentadas por estimulación clitoridiana y definidas como una especie de calor intenso que recorre todo el cuerpo.

Una vez hayas descubierto dónde está y cómo hay que tratar con tu punto G (ver artículo: Punto G femenino ¡Encuéntralo!), es el momento de mostrárselo a tu compañero de cama ¡y a disfrutar en pareja!


Muéstrale tu punto G

 

Es normal que los hombres tengan algunas dificultades para encontrar y saber qué hacer con tus zonas erógenas pero... una vez que aprenden, no hay quien les pare. ¿Recuerdas que a tu chico le costó lo suyo hallar tus puntos de placer al principio? Pues con el punto G femenino le va a pasar lo mismo. Aunque esté ansioso por descubrir su potencial, es un territorio desconocido para la mayoría de los hombres.

La mejor forma de empezar es pedirle que introduzca 1 o 2 dedos dentro de tu vagina y que comience a acariciar la parte superior de la pared vaginal (es decir, donde se sitúa el punto G femenino). Si tiene problemas para hallar el punto exacto, sugiérele que te bese o acaricie los pezones y la zona del pubis ya que cuánto más excitada estés, más fácil le resultará encontrar el tesoro escondido.

Una vez que tu pareja haya encontrado el punto exacto, pídele que lo acaricie suavemente en círculos e id probando con cosas diferentes. El punto G puede requerir cierta intensidad, así que tendrá que presionar más fuerte con el dedo.

Danielle Harel, profesora de sexología en el Instituto de Estudios Avanzados de la Sexualidad Humana aconseja la técnica del tamborileo: "Pídele que utilice sólo la punta del dedo para dar pequeños golpes f irme y repetidamente en tu punto G". Esta técnica, según la experta, tiene unos efectos alucinantes en el punto G femenino y esto  se basa en una explicación biológica: "Al tocar un cuerpo, los momentos de placer más intenso suelen ser los primeros segundos. Con esos pequeños golpes es como si estuviese tocando tu punto G por primera vez repetidamente, acumulando oleadas de sensaciones que pueden culminar en un clímax alucinante".


Posturas kamasutra para disfrutarlo en pareja

 

Existen determinadas posturas que son idóneas para estimular a tu nuevo amigo: el punto G femenino.

La postura kamasutra de la amazona (la chica encima) es una de las mejores porque cuando estás sentada sobre tu chico, de cara a él pero inclinada en un ligero ángulo hacia atrás, su pene se frota de manera natural contra la parte superior de tu pared vaginal y cualquier mínimo movimiento que hagáis acaba estimulando tu punto G. Además, como dice la experta Harel, "al estar encima, puedes controlar el ritmo y la profundidad de la penetración, adaptándote a los movimientos de tu pareja para que siempre roce el punto exacto".

Otra de las posturas kamasutra que más estimulan tu punto G es la del perrito (a cuatro patas), especialmente si estás tumbada sobre tu estómago con las piernas no muy abiertas ya que esta postura no le deja a penas libertad a tu pareja por lo que es imposible que no roce tu punto G femenino.

Tampoco debes descartar la más clásica de las posturas kamasutra: el misionero, y opta por la variante en la que tienes las rodillas flexionadas y los pies pegados a la cama pero mejórala colocando algunos cojines detrás tuyo para elevar tu pelvis.

 

El orgasmo combinado

 

Cuando ya controléis del todo los secretos del punto G femenino, estáis preparados para el siguiente paso, algo que te llevará al mismísimo cielo: el orgasmo combinado.

El orgasmo combinado se consigue de una forma muy sencilla: estimulando el punto G mientras tu chico o tú jugáis con tu clítoris. Los expertos insisten en que las terminaciones nerviosas del clítoris llegan hasta el punto G femenino, así que este orgasmo a través de dos caricias simultáneas es el colmo del placer.

Para alcanzar el orgasmo combinado durante el coito la mejor de los posturas kamasutra es la de la amazona. Mientras su pene roza tu punto G, puedes sugerirle que acaricie tu clítoris para un orgasmo combinado garantizado.

Otra de las posturas kamasutra que puedes utilizar para conseguir el orgasmo combinado es la del perrito, pero intentando elevar la pelvis sobre la cama para que tú o él podáis acceder al clítoris.

Por último, una recomendación. Ya sabes que con la práctica se llega a la perfección, especialmente en lo que respecta a tu punto G. Cuanto más lo estimules y lo incorpores a tu repertorio sexual, más fácil te será alcanzar el nirvana al que tu punto G te puede llevar. Así que ya sabes: ¡practica!

 

¿Notas que te sube la temperatura cuando sientes tu punto G?, ¿Qué consejos le darías a las chicas sobre el punto G? Cuéntanos tus experiencias y déjanos tu opinión sobre esta fuente de placer.



Quieres saber más?????



SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.